lunes, 13 de julio de 2015

Crepúsculo…

 Crepúsculo…


Cenizas de una llama apagada
Renuentes a saltar la barrera
Entre el día y la noctámbula oscuridad
Peón de una reyerta de legiones
Usufructo acogida de la ficción
Serenidad que adormece antes de vivir
Casi sin cambios, a no ser el azabache
Unicidad de hombres que se niegan
Limitando su sueño al ocaso efímero
Oráculo que asemeja intranquilos dioses.

Oda canto bajo las runas perdidas
Linóleos acechan sobre la pátina
Ululando cual si fuera brisa, en el brillo
Casi nada es igual, casi nada diferente
Soledad sin ruidos, ni aspavientos
Un reguero rojizo asemeja la savia vertida
Pudendas fratricidas se pierden
Enervando las conclusiones humanas
Riñas, cuchillas, ostentación y caída
Catarata de sin sabores fluyen cabeza abajo.
Curvan las bóvedas de azul a negro
Rimando unas liras al son brioso
Escuelas de sofismas moldean el otero
Pináculos de hojas secas, arden lejos
Un día soñaremos volver a asirnos
Sororidad frente al misógino atardecer
Casi sin comprender, el débil al fuerte
Último bastión donde todo queda detenido
La fragua caldea un grito sencillo
Oye la esquirla que cae, dimensiona de nuevo.

Crepúsculo retentivo de la última mirada
Desdén al día, o efímero atuendo de beldad inmensa
Extiende tu sortilegio sobre el ser ignaro
Capaz de ser el más grande, y el más ínfimo.

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.

Imagen: FernándezCáceres’15.

2 comentarios:

  1. “Unicidad de hombres que se niegan Limitando su sueño al ocaso efímero Oráculo que asemeja intranquilos dioses. Un reguero rojizo asemeja la savia vertida Un día soñaremos volver a asirnos”.
    Tus versos poeta Santiago Pablo Romero arrasan con esta majestuosidad de cielo con su mejor vestido crepuscular haciendo poner en nuestro cuello diamantes de cielo con ese amor que te distingue haciendo danzar el mismo cosmos con el rojizo de tu corazón, Caminante Bluesman eres super especial con este reguero de rosas de luces pintando tu retórica de pasión y esperanza haciendo “extender el sortilegio” para la vida misma. Cada palabra tuya nos las escribes con ese soplo de magia dibujando el encuentro sideral con los mil colores de tu alma poética. Poeta Bluesman eres cual Antonio Machado: “en un cielo lactescente. Caminé hacia el crepúsculo glorioso”, y Juan Ramón Jiménez: “Cuando, en el crepúsculo del pueblo, Platero y yo entramos”; entre otros. Poeta eres crepúsculo dejando extasiado el universo con tu gala poética de amor y vida…!! Felicidades al artista pintor Jose Manuel Fernández Cázares

    ResponderEliminar
  2. Casi sin cambios, a no ser el azabache…Unicidad de hombres que se niegan…Limitando su sueño al ocaso efímero...Oráculo que asemeja intranquilos dioses…. Casi nada es igual, casi nada diferente….Soledad sin ruidos, ni aspavientos…. Maravillosas y mágicas tus letras siempre portadoras de sueños… Un día soñaremos volver a asirnos….Sororidad frente al misógino atardecer…Casi sin comprender, el débil al fuerte… Extiende tu sortilegio sobre el ser ignaro…Capaz de ser el más grande, y el más ínfimo…. Bellísimo mi querido poeta que nos invitas a soñar con el embrujo de tus letras, a ese bello y colorido amanecer donde todo es posible, bella la obra de José Manuel Fernández Cáceres, gracias por el regalo sublime de tus letras, un abrazo.


    ResponderEliminar